La inercia del Corazón

Centro: Asociación Animalista Masquefa - Masquefa
Autores: Asociación Animalista Masquefa

Cuando Sofía regresó al pueblo donde creció, todo le pareció insignificante y aburrido. Nada le hacía levantar la vista del suelo. Había estado mucho tiempo lejos de allí, y su regreso había sido doloroso y amargo. Las horas pasaban pesadas y lentamente.
Un buen día, un gato que vivía en su calle, se puso a la altura de su campo de visión. Paseaba por el jardín de Sofía a diario, tranquilamente, yacía en el suelo disfrutando del sol, y al anochecer desaparecía. Al salir el sol, de nuevo estaba allí. Ese ritual diario empezó a darle motivos a Sofía para volver a sonreír. Despertaba todos los días esperando ver a Coco, como bautizó al felino, y dedicaba muchas horas a cuidarle y mimarle, hasta tal punto que el pequeño ya casi nunca salía de la casa. A Coco le encantaba jugar y esconderse entre los rosales del jardín, y cuando se acercaba a Sofía para que le regalara una caricia, su pelaje olía a rosas. El corazón de Sofía empezó a latir de nuevo gracias a él. Pero la vida en la calle es dura, y por desgracia, Coco no tuvo un final feliz y murió repentinamente. A pesar de que Sofía sabía que había hecho todo lo posible para salvarle, algo había despertado en su interior y se seguía sintiendo en deuda con él, y con todos los que como él, sobreviven día a día escondidos en la calle, debajo de los coches, rebuscando algo que llevarse a la boca. Gracias a Coco, se animó a colaborar en la asociación de su pueblo, dándose cuenta de que cuando uno ayuda a un felino, lo que sucede en realidad es que este te ayuda a ti, su mirada de agradecimiento, sus ronroneos y sus juegos, cualquier logro es una gran victoria. Sofía ayudó a Coco, pero él jamás sabría todo lo que le había ayudado a ella. Desde entonces, cada año en el día de Sant Jordi, Sofía compra una rosa en su memoria, recordando el olor de su pelaje, y le promete, que nunca jamás dejará de velar y luchar por los más necesitados.

 


Consigue más votos en tus redes sociales:

Rosessantjordi.com, especialistas en venta online de rosa de Sant Jordi, organiza este año el concurso de relatos de Sant Jordi. Este es nuestra participación.
Ve al enlace al final del relato y vótanos !



La inercia del Corazón

Cuando Sofía regresó al pueblo donde creció, todo le pareció insignificante y aburrido. Nada le hacía levantar la vista del suelo. Había estado mucho tiempo lejos de allí, y su regreso había sido doloroso y amargo. Las horas pasaban pesadas y lentamente.
Un buen día, un gato que vivía en su calle, se puso a la altura de su campo de visión. Paseaba por el jardín de Sofía a diario, tranquilamente, yacía en el suelo disfrutando del sol, y al anochecer desaparecía. Al salir el sol, de nuevo estaba allí. Ese ritual diario empezó a darle motivos a Sofía para volver a sonreír. Despertaba todos los días esperando ver a Coco, como bautizó al felino, y dedicaba muchas horas a cuidarle y mimarle, hasta tal punto que el pequeño ya casi nunca salía de la casa. A Coco le encantaba jugar y esconderse entre los rosales del jardín, y cuando se acercaba a Sofía para que le regalara una caricia, su pelaje olía a rosas. El corazón de Sofía empezó a latir de nuevo gracias a él. Pero la vida en la calle es dura, y por desgracia, Coco no tuvo un final feliz y murió repentinamente. A pesar de que Sofía sabía que había hecho todo lo posible para salvarle, algo había despertado en su interior y se seguía sintiendo en deuda con él, y con todos los que como él, sobreviven día a día escondidos en la calle, debajo de los coches, rebuscando algo que llevarse a la boca. Gracias a Coco, se animó a colaborar en la asociación de su pueblo, dándose cuenta de que cuando uno ayuda a un felino, lo que sucede en realidad es que este te ayuda a ti, su mirada de agradecimiento, sus ronroneos y sus juegos, cualquier logro es una gran victoria. Sofía ayudó a Coco, pero él jamás sabría todo lo que le había ayudado a ella. Desde entonces, cada año en el día de Sant Jordi, Sofía compra una rosa en su memoria, recordando el olor de su pelaje, y le promete, que nunca jamás dejará de velar y luchar por los más necesitados.


Vota por este relato en el Concurso Rosas por Sant Jordi

Click aquí para copiar el relato para tu blog / web « Ver en el ranking

  • Rosas día de la Madre

    Ramos de rosas para el día de la madre. en roses Samt Jordi llevamos más de 25 años distribuyendo rosas de la más alta calidad.

  • felicitación Sant Jordi

    Descárgate la felicitación de Sant Jordi envíala por las redes sociales a quien tu quieras

  • Día de la madre 2020

    ¿Cuándo es el día de la madre en España? Reserva tu ramo preferido y lo enviaremos Gratis el día de la Madre.

  • Historia de la rosa

    Las rosas están entre las flores más populares a nivel global, es difícil encontrar un lugar en el mundo en el que no sean apreciadas como un símbolo de elegancia, delicadeza y, sobre todo, de amor. Veamos en este post, algunas de sus curiosidades.


© 2020 RosesSantJordi.com   |   633 440 282