Leer y Escribir

Centro: Carmen Goberna - Cerdanyola del Valles
Autores: Carmen Goberna

Amancio descubrió que tenía un don: era una persona que leía muy rápidamente. En pocos segundos se leía un libro y a los 30 años se había leído todos los libros publicados y los había asimilado y entendido. Entonces Amancio tuvo que emplear su tiempo libre en otras muchas actividades pues la lectura de toda la prensa diaria apenas le ocupaba una fracción de segundo. Pero el añoraba los libros y un día se dijo: pues como ya no tengo apenas que leer voy a dedicarme a escribir. Y como tenía un alma de niño quiso ser escritor de cuentos, pero esto resulto imposible. Cuando acababa de escribir erase una vez…… no le venía ni una sola palabra para continuar el cuento. Tan nervioso se puso el hombre ante su incapacidad que corrió a apuntarse a un curso de relajación. Y al cabo de un tiempo ya más tranquilo tuvo un sueño, vio a Sant Jordi que le decía: Amancio, has leído muchos libros y los has comprendido todos pero para hacer la síntesis de los mismos solo has utilizado algunas de sus palabras, por esto tienes palabras-residuo. Estas palabras han sepultado y dormido tu imaginación y no dejan espacio a la inspiración. Hay que separar el grano de la paja. Yo te enseñare como hacerlo: Tienes que ir a la habitación más tranquila de la casa y que tenga una ventana que dé al exterior. Abre la ventana y siéntate en la posición de loto delante de un espejo, cuando llegues al estado de una gran relajación di en voz alta: Palabras sobrantes, ¡salid de mi cabeza! Acto seguido coge aire y con una fuerte expiración saca las palabras que se las llevara el viento por la ventana. Veras las palabras reflejadas en el espejo y cuando hayan salido todas aparecerá una flor.
Amancio así lo hizo y como una exhalación salieron las palabras en tropel reflejándose en el espejo y al irse la última apareció una rosa de mil colores que era su imaginación, que libre, había renacido. Las palabras no solo se las llevo el viento sino que viven en él y susurran al oído de los hombres para quien quiera oírlas.
Y así Amancio dio entretenimiento, se entretuvo y fue feliz, aunque nunca escribió tan rápido como leyó.

 


Consigue más votos en tus redes sociales:

Vota por nosotros en el concurso de relatos Rosa Sant Jordi, organizado por los importadores de rosas de Sant Jordi rosessantjordi.com



Leer y Escribir

Amancio descubrió que tenía un don: era una persona que leía muy rápidamente. En pocos segundos se leía un libro y a los 30 años se había leído todos los libros publicados y los había asimilado y entendido. Entonces Amancio tuvo que emplear su tiempo libre en otras muchas actividades pues la lectura de toda la prensa diaria apenas le ocupaba una fracción de segundo. Pero el añoraba los libros y un día se dijo: pues como ya no tengo apenas que leer voy a dedicarme a escribir. Y como tenía un alma de niño quiso ser escritor de cuentos, pero esto resulto imposible. Cuando acababa de escribir erase una vez…… no le venía ni una sola palabra para continuar el cuento. Tan nervioso se puso el hombre ante su incapacidad que corrió a apuntarse a un curso de relajación. Y al cabo de un tiempo ya más tranquilo tuvo un sueño, vio a Sant Jordi que le decía: Amancio, has leído muchos libros y los has comprendido todos pero para hacer la síntesis de los mismos solo has utilizado algunas de sus palabras, por esto tienes palabras-residuo. Estas palabras han sepultado y dormido tu imaginación y no dejan espacio a la inspiración. Hay que separar el grano de la paja. Yo te enseñare como hacerlo: Tienes que ir a la habitación más tranquila de la casa y que tenga una ventana que dé al exterior. Abre la ventana y siéntate en la posición de loto delante de un espejo, cuando llegues al estado de una gran relajación di en voz alta: Palabras sobrantes, ¡salid de mi cabeza! Acto seguido coge aire y con una fuerte expiración saca las palabras que se las llevara el viento por la ventana. Veras las palabras reflejadas en el espejo y cuando hayan salido todas aparecerá una flor.
Amancio así lo hizo y como una exhalación salieron las palabras en tropel reflejándose en el espejo y al irse la última apareció una rosa de mil colores que era su imaginación, que libre, había renacido. Las palabras no solo se las llevo el viento sino que viven en él y susurran al oído de los hombres para quien quiera oírlas.
Y así Amancio dio entretenimiento, se entretuvo y fue feliz, aunque nunca escribió tan rápido como leyó.


Vota por este relato en el Concurso Rosas por Sant Jordi

Click aquí para copiar el relato para tu blog / web « Ver en el ranking

  • Rosas día de la Madre

    Ramos de rosas para el día de la madre. en roses Samt Jordi llevamos más de 25 años distribuyendo rosas de la más alta calidad.

  • felicitación Sant Jordi

    Descárgate la felicitación de Sant Jordi envíala por las redes sociales a quien tu quieras

  • Día de la madre 2020

    ¿Cuándo es el día de la madre en España? Reserva tu ramo preferido y lo enviaremos Gratis el día de la Madre.

  • Historia de la rosa

    Las rosas están entre las flores más populares a nivel global, es difícil encontrar un lugar en el mundo en el que no sean apreciadas como un símbolo de elegancia, delicadeza y, sobre todo, de amor. Veamos en este post, algunas de sus curiosidades.


© 2020 RosesSantJordi.com   |   633 440 282