El niño y la rosa

Centro: instituto Bellevue - Saintes
Autores: Bellevue 12

Era un día ordinario en el pequeño pueblo del niño Yuri, cerca de la costa africana. El niño volvía a su casa, como de costumbre, cuando oyó un ruido sordo. Sintió pánico, de repente, cuando su padre entró en su habitación con un bolso que le dio. Lágrimas se derramaban en su cara cuando le dijo que huyera hasta el puerto. Yuri miró a su padre y le obedeció. Sabía lo que estaba pasando. Oía los disparos a lo lejos mientras corría. Cuando llegó al puerto, reconoció habitantes de su pueblo y los siguió. Mientras se acercaba al barco que les esperaba, dos hombres bloquearon al niño. Los oyó decir que la embarcación estaba repleta. Entonces, vio a un anciano que salió de la fila y le dejó su sitio. Metió una rosa en la mano del pequeño y le pidió que la depositara en España. Se alejó mientras Yuri estaba embarcando. Al poco rato se acostó, mecido por las olas, volvió a pensar en el ataque de su pueblo, extenuado de haber llorado tanto. Sujetaba la rosa en su mano y se durmió. El viaje fue largo y agotador. Un día, Yuri fue despertado por gritos de alegría. El barco se acercaba a la costa española. Desembarcaban en un cobertizo en la costa y Yuri bajó a la playa para depositar la rosa del anciano. Miró las olas que la llevaban pensando en su padre. Volvió con los otros y en las calles, vio a muchas personas que estaban yendo de marcha. Comprendió entonces que había llegado a España el 23 de Abril, el día de la Sant Jordi, un día de esperanza.

 


Consigue más votos en tus redes sociales:

Apóyanos en el concurso de relatos: Rosa Sant Jordi, organizados por rosa Sant Jordi de rosessantjordi.com. Vota al final del relato.



El niño y la rosa

Era un día ordinario en el pequeño pueblo del niño Yuri, cerca de la costa africana. El niño volvía a su casa, como de costumbre, cuando oyó un ruido sordo. Sintió pánico, de repente, cuando su padre entró en su habitación con un bolso que le dio. Lágrimas se derramaban en su cara cuando le dijo que huyera hasta el puerto. Yuri miró a su padre y le obedeció. Sabía lo que estaba pasando. Oía los disparos a lo lejos mientras corría. Cuando llegó al puerto, reconoció habitantes de su pueblo y los siguió. Mientras se acercaba al barco que les esperaba, dos hombres bloquearon al niño. Los oyó decir que la embarcación estaba repleta. Entonces, vio a un anciano que salió de la fila y le dejó su sitio. Metió una rosa en la mano del pequeño y le pidió que la depositara en España. Se alejó mientras Yuri estaba embarcando. Al poco rato se acostó, mecido por las olas, volvió a pensar en el ataque de su pueblo, extenuado de haber llorado tanto. Sujetaba la rosa en su mano y se durmió. El viaje fue largo y agotador. Un día, Yuri fue despertado por gritos de alegría. El barco se acercaba a la costa española. Desembarcaban en un cobertizo en la costa y Yuri bajó a la playa para depositar la rosa del anciano. Miró las olas que la llevaban pensando en su padre. Volvió con los otros y en las calles, vio a muchas personas que estaban yendo de marcha. Comprendió entonces que había llegado a España el 23 de Abril, el día de la Sant Jordi, un día de esperanza.


Vota por este relato en el Concurso Rosas por Sant Jordi

Click aquí para copiar el relato para tu blog / web « Ver en el ranking

  • Rosas día de la Madre

    Ramos de rosas para el día de la madre. en roses Samt Jordi llevamos más de 25 años distribuyendo rosas de la más alta calidad.

  • felicitación Sant Jordi

    Descárgate la felicitación de Sant Jordi envíala por las redes sociales a quien tu quieras

  • Día de la madre 2020

    ¿Cuándo es el día de la madre en España? Reserva tu ramo preferido y lo enviaremos Gratis el día de la Madre.

  • Historia de la rosa

    Las rosas están entre las flores más populares a nivel global, es difícil encontrar un lugar en el mundo en el que no sean apreciadas como un símbolo de elegancia, delicadeza y, sobre todo, de amor. Veamos en este post, algunas de sus curiosidades.


© 2020 RosesSantJordi.com   |   633 440 282